lunes, 26 de septiembre de 2011

Dos pollazos para Aletta Ocean

Aletta estaba en la piscina de su mansión, escuchando relajadamente música en su iPod y dejando que el sol calentase sus generosas tetas a través de un minúsculo bikini.

En esto que aparecieron sus dos amigos polludos con un poco de champán, unas cervezas y unas patatuelas para tomar un piscolabis. En este improvisado botellón, mientras brindaban y charlaban, se les ocurrió jugar a algún juego para divertirse un poco más...

Los juegos empezaron a ser inocentes, como "Quítale a Aletta la camisa sin mirar" o "Aletta, bájame la bragueta con la boca", aunque pronto pasaron a ser cosas más joviales como "Déjame lamer el champán de tus tetas" o el más extendido "Chúpamela como si te fuera la vida en ello".

Y así, entre juego y juego, entre pollazo y pollazo pasaron la tarde, aunque al final se quedaron sin merendar.



¿Jugamos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario